Adaptación después de la adopción
Todo sobre Zelda

Adaptación después de la adopción: Una transición necesaria

Buenas tardes perriamigos! Si me seguís en Instagram seguro que sabéis el por qué de esta entrada. En la protectora de Zelda han devuelto a una perra por «no adaptarse»; por ello hoy vamos a hablar de la adaptación después de la adopción. Os dejo su ficha: https://adopcioneslamadrilena.org/ficha-1989

Adaptación después de la adopción: No todo es color de rosa

Hoy os voy a contar la parte menos bonita de nuestra historia con Zelda, sus comienzos. Todos los inicios son duros pero para un perro adoptado son los mas importantes ya que van a determinar como va a ser su futuro.

El primer día que Zelda llegó a casa nada mas entrar se resbaló, sí, así de primeras ya le hemos causado un trauma. Ella nunca había pisado nada que no fuese tierra o asfalto y sabéis que hizo? Se atrincheró en la terraza, sabíamos que tenía miedo, aquí quiero que hagáis un ejercicio, poneos en sus patitas por favor; Ella estaba en un lugar en el que ya tenía un vínculo, conocía a la gente y llegan dos desconocidos, la meten en un coche y se la llevan.

Ya solo con éso suena horrible! Encima suma que al sitio donde la llevan nada mas entrar se escurre y se cae…Es una pesadilla! Nosotros la entendimos y le pusimos su cuenco de agua y comida en la terraza, a las pocas horas bebió pero aún no estaba preparada para comer…

Adaptación después de la adopción
Su primer día en casa, en la toalla .

Salir a los paseos: Una odisea día tras día

Teníamos unas pautas claras para los paseos con Zelda, ella estaba en terapia para que pudiese socializar con otros perros. Los primeros días muy a nuestro pesar no podía tener contacto con ellos, los paseos tenían que ser cortos y de calidad.

¿De calidad? ¿Qué es eso? Eso es que mientras dure el paseo no pase nada que la altere, nada que le haga reaccionar de forma negativa…Nos pusimos en marcha, habia llegado la hora de salir y ¿Qué pasó? Que Zelda no quería salir de la terraza.

Pensábamos que la adaptación después de la adopción sería fácil…Le daba pánico el suelo y en ese momento teníamos dos opciones: Ponerla el arnés y tirar de ella o poner una toalla. Hicimos lo segundo de esta forma, poco a poco fue saliendo y cuando llegó al pasillo se clavó como si la hubiesen pegado…Hasta que no llegó el ascensor no se movió un un ápice y eso es algo que a día de hoy, se sigue repitiendo.

En el paseo todo parecía ir genial hacía pis, iba contenta, demasiado contenta…Ahh claro, tenemos un descampado al lado de casa y eso le recordaba a la protectora y todo su afán era meterse ahí, aquí empiezan los problemas…Tenemos que separarla del descampado y subir a casa, ella no quiere, se para, inmóvil y ofreciendo su resistencia total…Empezamos a decirle que hay que subir a casa y te mira como diciendo, esa no es mi casa. Es un momento muy tenso y de primeras pensamos que no teníamos que obligarla; pero cuando llevas 45 min de noche en la calle en noviembre cambias de idea.

No la regañamos pero si la cogimos del arnés y la dirigimos hacia casa, de mala gana terminó accediendo, subimos en el ascensor…Y cuando llegamos arriba no quiere salir!

Adaptación después de la adopción
Primeros paseos sin incidentes.

Respeto, siempre, pero también firmeza.

Esa primera noche reconozco que terminé llorando, porque piensas no te estoy haciendo nada malo! por qué no quieres estar en casa? Con el tema ascensor hicimos desde sujetarla con firmeza por el arnés, cosa que no funciona porque se tumba y saca las uñas; Darle premios cosa que tampoco funciona porque cuando se satura los rechaza, animarla a salir, decírselo con voz firme, con voz tranquila…Y sí, también la hemos tenido que sacar una vez a rastras porque estuvimos casi una hora bloqueando el ascensor.

En este punto diréis madre mía todo eso ha pasado? Y mas amigos! En los paseos nunca quería volver, en su primera semana en casa se le enganchó un Yorkshire al cuello, se soltó de su arnés…Tardó tres días en comenzar a comer. Con todo esto podríamos haber dicho, Zelda no se adapta, pero es que Zelda, así como todos los perros adoptados, necesita tiempo, respeto y firmeza.

Hay que dedicarle muchas horas a tu peludo adoptado para forjar un vínculo pero eso no significa que lo atosigues, déjale su espacio; Cuando empiece a confiar en ti vendrá.

¿Cuánto tiempo tarda la adaptación después de la adopción?

La adaptación después de la adopción puede ser de 2 semanas o de meses. Zelda tardó unos dos meses en dejar de tener los problemas del paseo y el ascensor, ¿Cómo lo hicimos al final? Nos dimos cuenta de que en el ascensor si la dejábamos suelta salía ella sola; En los paseos cuando llegábamos a casa nos parábamos y la acariciábamos, lo que llamamos fiesta de mimos y poco a poco dejaba de pararse. El primer día que estando en casa subió al sofá hicimos fiesta, el primer día que nos buscó para mimos, lloramos.

Ahora han pasado 8 meses desde su adopción, podemos decir que Zelda ya tiene un vínculo muy fuerte, pero eso sólo se consigue a través del esfuerzo, el tiempo, la dedicación y el amor que tenemos por ella.

Un perro cuando lo adoptas no te quiere…le tienes que demostrar que mereces su confianza, su respeto y su cariño.

Sheila Ramos

¿Merece la pena después de todo?

Siempre, hoy estáis leyendo como fueron sus primeros meses, y sí, lloramos, nos desesperamos, tuvimos momentos tensos…Pero también leímos, pusimos en práctica lo leído y si cometimos errores, los corregimos.

Zelda es una perra maravillosa que ha aprendido a ser perro con 5 años, cuando adoptéis pensar esto, es algo maravilloso, pero los primeros momentos no serán bonitos…Después cuando pasen los meses y veáis como evolucionan, como te piden mimos, como se emocionan cuando te ven…Te aseguro que todo el esfuerzo merece la pena.

adaptación después de la adopción
Siempre merece la pena adoptar, eso no lo dudéis jamás.

12 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *